Edificio Verde

Sede poblado Laboratorio Clínico Hematológico

Al cerrar la sede tradicional de Prado Centro, en donde nació el Laboratorio, y consecuentes con la necesidad de hacer un nuevo desarrollo, se proyectó a partir del primer trimestre de 2008 construir una nueva sede basada en una infraestructura moderna acorde con los mayores estándares internacionales, utilizando las últimas tendencias en diseño tecnológico y arquitectónico y en desarrollo sostenible. Estos tres elementos se complementan para continuar con el compromiso que tiene el Laboratorio Clínico Hematológico por la conservación del medio ambiente y de los recursos naturales, al diseñar un “edificio verde” que lo ubica dentro de las infraestructuras más modernas de Latino América en laboratorios clínicos, desarrollando aplicaciones que garanticen condiciones de confort para los pacientes y empleados. Dentro de los sistemas y tecnologías aplicadas se encuentran:

  • Aprovechamiento de la energía solar mediante el uso de colectores que permiten el calentamiento del agua que será utilizada en todos los servicios del Laboratorio.
  • Implementación de sistemas de control de iluminación por medio de sensores de ocupación y aprovechamiento de la luz natural al utilizar elementos que permiten compensar la iluminación interior con la cantidad de luz natural, obteniendo un significativo ahorro energético
  • Utilización de vidrios de última tecnología de control solar en ventanas y domos que reducen en gran proporción el efecto de calentamiento producido por el sol, permitiendo el paso de la luz natural, lo cual se traduce en un ahorro de aire acondicionado
  • Instalación de sistemas de ventilación que garantizan un recambio de aire interior con el aire exterior garantizando un ambiente sano y de confort para los usuarios.
  • Centralización de las unidades de enfriamiento en un solo equipo “chiller” el cual garantiza un menor consumo energético en los equipos de aire acondicionado y que mediante su tecnología de refrigeración permite reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, contribuyendo con el compromiso mundial tendiente a reducir el calentamiento global.
  • Utilización de griferías de sensor automático de autocarga (es operado por la presión del acueducto sin consumo de energía eléctrica) para todos los servicios que requieren consumo de agua.
  • Diseño de un espacio en un solo nivel de circulación para la atención de los pacientes, que permite tener fácil acceso a los servicios ofrecidos por el Laboratorio sin la utilización de escaleras ni de rampas
  • Diseño de un sistema de tratamiento para las aguas especiales del Laboratorio que garantiza la adecuada disposición de los vertimientos al cumplir con los parámetros ambientales establecidos por la normatividad nacional e internacional. Este sistema no requiere consumo de energía eléctrica ni de agua y permite por medio de tratamiento bacteriano, en un ambiente anaerobio, el mejoramiento de la calidad del agua a verter.
  • Implementación de sistemas constructivos reciclables mediante estructuras metálicas de apoyo en techos, domos y cubiertas, con una función adicional de aislamiento termo-acústico que permite que el ambiente interior no se afecte por los efectos naturales producidos por el sol y la lluvia, garantizando niveles térmicos estables al interior del edificio y niveles de ruido aceptables en los puestos de trabajo.